¿Existen esperanzas de que Justin Bieber pueda alejarse de los problemas?

Justin Bieber, 2016 Billboard Music Awards, Show

(12 de Junio del 2016. Rumbera Network). Aunque el cantante parece no poder alejarse de los problemas, hay una luz al final del camino.

Muchos han calificado a Justin Bieber de un artista malcriado, del tipo que no sabe manejar la fama que llega temprano. Pero nosotros apostamos a que una mayor cantidad de fans —ávidos Beliebers y más— apoyan con entusiasmo su evolución. Porque no parece un mal chico y de otro modo sería desperdiciar un talento tan obvio.

Pero constantemente pone a prueba nuestra paciencia.

Parecía que se había recuperado después de su Roast en Comedy Central, que coincidió con su cumpleaños 21 hace unos 15 meses. Tuvo una emotiva presentación en los MTV Video Music Awards de 2015, cada día parecía que se alejaba más de sus problemas legales, y tuvo una genial participación en los Grammys de este año. ¡Inclusive ganó uno!

Hubo ese pequeño incidente con su foto desnudo mientras estaba de vacaciones, pero de otro modo parecía que estaba madurando. Inclusive un signo de eso parecía ser su decisión de moderar sus encuentros y fotos con los fans.

¿Pues entonces qué *º$ª%6″ hacía entonces jugando a los puños anoche en Cleveland?

Después de ver el partido de las finales de la NBA, pasó un par de horas en Barley House, con la presencia de su personal de seguridad. De acuerdo al dueño del restaurante-bar, Bieber lo frecuenta cada vez que está en la ciudad y “siempre es muy amable”. Además, “parecía relajado”.

No es de extrañar entonces la sorpresa del propietario —y del resto del mundo— al descubrir que Bieber se involucró en una pelea apenas una hora después de que llegó a Barley House, al rededor de la media noche. Hecho que, por supuesto, alguien capturó en Snapchat y se lo envió a TMZ.

Entre todo el equipo de seguridad que lo rodeaba, ¿cómo fue posible que cualquier tipo de confrontación llegara a los puños?

No más excusas de que los problemas te encuentran, Justin.

No tenemos ninguna duda que de hecho lo encuentran, pero para la historia de un chico-convirtiéndose-en-un-hombre necesita que Bieber sepa cómo mantenerse alejado de los problemas,

A pesar de que gracias a esto muchas personas se lavarán las manos y se alejarán Justin (si es que a este punto a alguien le importa lo suficiente), todavía no es tiempo de renunciar a Mr. Justin Bieber.

Y de conformidad con lo que sostuvimos en el paréntesis, si nunca detendrá su máquina de cometer errores, la cantidad de personas con interés en él disminuirá.

Mientras tanto, solo tiene 22 años, y considerando que ya superó muchos momentos vergonzosos y malas decisiones como para llenar el diario de un hombre mucho más viejo, tiene que bajar su coeficiente de estupidez.

Si no lo hace, tenemos un problema. Pero como hasta sus peores momentos han sido indicadores de inmadurez y malas amistades, más que de problemas más profundos, hay mucha esperanza. Por ahora.

Miren a Lindsay Lohan, quien simpatizó con Bieber desde lejos, inclusive después de que él se burlara de ella en un post de Instagram en marzo de 2013 (por el que se disculpó), cuando por su comportamiento lo compararon con el punto más bajo de Lohan. Gran parte de sus veinte no fueron divertidos —ni para ella ni para quienes la veían—, pero ahora con su cumpleaños 30 solo a unas semanas, volvió a salir a la luz. Hizo falta una mudanza a Londres, pero sucedió. Y, a pesar de si el verdadero estrellato está todavía en su futuro o no, un nuevo tropiezo sería una sorpresa.

“En mi corazón pensé: ‘Oh, esto nunca es divertido, nunca es fácil’”, le explicó Lohan a The Sun a principio de año, sobre su impresión ante la lectura de los desmanes de Bieber en los tabloides. “Es m**rda. Solo pensaba: ‘No manejes autos veloces. Simplemente no lo hagas. Literalmente. Maneja un auto lento’”.

Y si ella estaba frustrada, se pueden imaginar cómo se sintieron los que estaban más cerca de él.

“Fue muy confuso para mí. Lo que aprendí es que toda historia tiene un arco y todos los que han pasado por eso dicen: ‘Las acciones de un adolescente no se convierten en las acciones de un adulto. Es muy raro”, dijo el manager y mentor de Bieber, Scooter Braun, para una entrevista en Charlie Rose el mes pasado, en la que habló sobre los días en que Bieber era su propio peor enemigo.

Braun continuó: “Me dijeron que renunciara, pero les respondí: ‘No voy a renunciar a un hombre joven porque creo que, en nuestra sociedad, tendemos a decirles a los jóvenes: ‘Vive tus sueños, sé exitoso’. Y en el momento en que se vuelven exitosos, desestimamos esos sueños. Por un año y medio intenté todo y fallé, pero un día algo pasó, algo personal —qué él debe decidir si contarle al mundo— y él tomó la decisión consciente de cambiar”.

“Me llamó, nos vimos, y él sabía que no estábamos bien entre nosotros, porque yo no aceptaba su comportamiento. Pero tomó la decisión de cambiar. Una vez que lo hizo, pusimos las cosas en marcha para ayudarlo en ese proceso. Logró salir al otro lado y creo que hay un arco para esa historia”.

Puede que la vida sea una travesía, pero a dónde llevará a Bieber todavía es un misterio.

A pesar del retroceso de anoche, todavía no deberíamos asumir que es inútil apoyarlo. Si nunca antes hubiese estado en problemas, podríamos haber asumido que la pelea fue solo un chico de 22 años siendo tonto (o como la versión opuesta de Taylor Swift a esa tierna edad), o inclusive una consecuencia de la euforia deportiva, algo de lo que sufren muchos chicos y chicas de todas las edades.

Pero fue un encuentro violento. Bieber todavía debe lidiar con su fama, así que si mucho de estos pequeños incidentes empiezan a salir en medio de su supuesto despertar a la madurez, el hoyo del que intenta salir puede que se vuelva más profundo, y el camino hacia adelante más oscuro.

Vía: E Online LAtino

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *